Juan Dalmau propone plan de acción  ante violencia de género

San Juan. 24 de septiembre de 2020.- “Ante la crisis de violencia de género, dolorosamente evidenciada por las estadísticas recientes, el Gobierno ha optado por abandonar a las mujeres.” Así se expresó el candidato a la gobernación del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, al tiempo que presentó su plan de acción para hacer frente a la violencia de género, el cual forma parte de su programa Patria Nueva.

Dalmau Ramírez subrayó que hace dos años, las mujeres llegaron a La Fortaleza a exigir la declaración de un Estado de Emergencia.  Ese año se registraron 52 feminicidios, 23 de los cuales fueron por parejas o exparejas y 28 por causas ¨bajo investigación¨.

En el 2020 han desaparecido 18 mujeres, 11 de las cuales tienen 18 años o menos, y 3 entre 20 y 24.

“La Oficina de la Procuradora de las Mujeres ha demostrado ser ineficaz en su función, y las demás agencias – la Policía, el Departamento de la Salud, el Departamento de la Familia- se hacen de la vista larga ante su responsabilidad en esta crisis”, sentenció el líder independentista.

“Es hora de escuchar y responder a las peticiones específicas para atender la violencia de género. Por mi parte, y subrayando la necesidad de un diálogo franco y continuo con las organizaciones que han sido voz de las mujeres, me comprometo a lo siguiente:

1. Establecer la perspectiva de género, no sólo en la educación, sino en toda gestión gubernamental.

2. Iniciar de manera urgente una evaluación de la función de cada agencia en la prevención y atención de la violencia de género.

3. Realizar una revisión profunda de la manera en que se recopilan, manejan y publican estadísticas relacionadas a la violencia de género y a otros asuntos vinculados al género.

4. Promover la documentación rigurosa de las causas y circunstancias en las que se generan los incidentes de violencia de género, de manera que pueda diseñarse un plan sensato de prevención.

5. Asegurar la preparación adecuada de todo el personal vinculado a la atención de la violencia de género: policías, funcionarios judiciales, trabajadoras sociales, personal médico.

6. Implantar nuestra propuesta de Servicios Clínicos Comprensivos para sobrevivientes de violencia sexual, que provea servicios más allá de los procesos jurídicos, combinando las perspectivas salubrista, académica, sociológica y penal.

7. Establecer protocolos especiales para situaciones excepcionales, como las ocurridas tras el Huracán María, los terremotos y la pandemia, en las que las experiencias impuestas- desde la vida en los refugios hasta el encierro- han incidido en la violencia de género.

8. Reconocer y auxiliar la labor que realizan las organizaciones no gubernamentales, y gestionar la asignación de recursos que correspondan a la gravedad y urgencia de la responsabilidad que han asumido ante la inacción del Estado.

La reacción liviana y tardía tanto de la Gobernadora como de la Procuradora demuestran lo mucho que falta por recorrer en el tema de la equidad y la justicia para la mujer. Este tiene que ser un tema prioritario en toda agenda de gestión pública.  Toda mujer debe tener su seguridad garantizada en nuestra patria”, puntualizó Juan Dalmau.