ARTE Y CULTURA

  • INTRODUCCIÓN

Las políticas culturales están y deben estar encaminadas a promover transformaciones sociales ligadas a las formas de pensar y de concebir la educación y la cultura como herramientas amplias para erradicar ignorancias y preconcepciones fanáticas. En este sentido es fundamental la participación de la población en la vida pública y cultural de nuestra sociedad, respetando la diversidad, y la legitimación de las manifestaciones culturales de sus diversos sectores, como la juventud, las mujeres, la niñez, las comunidades LGBTTI-Q, las comunidades de inmigrantes, los colectivos y los adultos mayores, entre otros.​​ 

La defensa, preservación y conservación del patrimonio cultural puertorriqueño forma parte del proyecto que se propone y que ha venido reforzándose a través de las luchas sociales y políticas que reafirman la necesidad de afianzar nuestra identidad; de recuperar nuestros espacios públicos; de fomentar la lectura y la diversidad literaria, de propulsar las distintas artes y de rescatar la presencia de sus creadores en los espacios públicos e institucionales del país.

Esta propuesta debe ir formulándose en un conjunto de marcos legales que regulen la vida cultural y que respondan a las reflexiones y aportaciones de gestores culturales, artistas, educadores y expertos, entre otros amplios sectores como comunidades y ciudadanía. La inclusión, la consulta y la participación amplia son elementos esenciales que requieren decisiones exitosas de forma democrática y continua. A base de estas consideraciones, el Partido Independentista Puertorriqueño presenta sus propuestas dirigidas a fomentar sistemáticamente el Arte y la Cultura:

  • Carta de Derechos Culturales: Estableceremos una carta de derechos culturales (estrechamente vinculada al sistema de educación y al desarrollo de una infraestructura cultural pública) para reconocer estatutariamente ese conglomerado de derechos humanos que dignifican la condición humana. ​​ Los derechos culturales "plantean [simultáneamente] la formación de la identidad y el respeto a las diferencias, el rescate y la conservación de la memoria, acceso a la educación y formación artística, a la participación dentro de su comunidad, disfrute de su patrimonio, al uso del lenguaje, a la expresión creativa sin censura y a todas​​ aquellas manifestaciones que forman parte de su persona."1​​ Como corolario de la​​ Carta de Derechos Culturales, proponemos el desarrollo de política pública ​​ en los siguientes renglones:

    • educación humanística: ​​ musical, plástica, histriónica y danza, entre otras bellas artes, de forma que paulatinamente se generen ejecutores y público aficionado,

      • Crear escuelas regionales del Conservatorio de Música.

      • Afianzar la educación en artes escénicas y artes plásticas como materias obligatorias en el sistema educativo público. Fomentar la enseñanza de todo tipo de arte de forma interdisciplinaria para lograr el producto.

      • Crear la Industrias Culturales – fomentando que las maestrías en gestión cultural impacten la cultura a nivel nacional.

      • Crear una Biblioteca Nacional con su propia sede y bibliotecas regionales

      • Reactivar las escuelas regionales y/o municipales de artes y oficios.

      • Crear escuelas regionales de agricultores.

    • protección del patrimonio,​​ mediante​​ el​​ establecimiento​​ de una “Ley para la Protección del Patrimonio Nacional de Puerto Rico” con el objetivo de regular la protección, defensa, investigación y recuperación de los bienes que integran el patrimonio cultural de la Nación,

      • Establecer, para su funcionamiento,​​ el Centro Nacional de Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural,​​ con sus respectivas oficinas regionales y/o municipales, según​​ resulte​​ necesario​​ y viable.

    • garantizar el​​ funcionamiento del Archivo General de Puerto Rico y de todas las colecciones que forman parte del acervo histórico y cultural del País,

    • crear una infraestructura cultural que permita un adecuado funcionamiento de los espacios culturales,

    • establecer un Protocolo de Protección de Obras de Arte en Inmuebles, Edificios o Estructuras Públicas para casos en que​​ propiedades del​​ Gobierno que tengan obras de arte en sus instalaciones sean remodeladas, reconstruidas, alquiladas, enajenadas o cedidas,

    • prohibir la venta, alquiler,​​ cesión, remodelación o reconstrucción​​ de cualquier​​ propiedad pública que contenga una obra de arte sin la aprobación previa del Instituto de Cultura Puertorriqueña (o Secretaría de la Cultura),​​ 

    • rechazar toda venta, alquiler, permuta, dación en pago, donación, cesión, pago en finiquito y cualquier otra forma de enajenación de cualquier obra de arte, objeto, colección o edificación perteneciente al patrimonio cultural, propiedad del Gobierno de Puerto Rico, incluyendo cualquiera de sus agencias, instrumentalidades, municipios, corporaciones públicas o alianzas público-privadas, estén o no en posesión del Gobierno de Puerto Rico,

    • fomentar, fortalecer y divulgar las artes (escénicas, plásticas y musicales, entre otras), nacionales e internacionales, a través de apoyos y coproducciones,

    • Defender y garantizar, de forma particular, la existencia, desarrollo y proyección de la​​ Orquesta Sinfónica de Puerto Rico.

    • equidad y perspectiva de géneros,

    • colaboración con las comunidades y proveer servicios culturales a la población,

    • Crear la​​ Red Nacional de Museos,​​ en los que se atiendan las siguientes disciplinas en Puerto Rico:​​ Historia,​​ Arqueología​​ y Antropología,​​ Artesanía​​ y Artes Populares,​​ Gráfica,​​ Música,​​ Gastronomía Puertorriqueña, Fotografía​​ y​​ Deporte; además del establecimiento de un​​ Museo Nacional​​ Digital​​ de Historia, Arte y Cultura de Puerto Rico,

    • recuperación de espacios públicos,​​ 

    • participación y diálogo con la ciudadanía para la elaboración de políticas culturales que vinculen a entidades públicas con empresas privadas, la sociedad civil y las comunidades.2​​ Y

    • utilización, en casos de emergencias como huracanes,​​ terremotos​​ y pandemias, de​​ los centros comunales municipales como centro de trabajo comunitario donde se puedan brindar servicios por áreas, desde ventas de productos agrícolas hasta pruebas de detección de​​ infecciones (como el​​ COVID-19, por ejemplo).

  • Realizaremos conmemoraciones, homenajes y otros eventos especiales para dar a conocer a artistas, escritores y creadores de nuestra cultura, ubicados en Puerto Rico o en el extranjero.​​ 

  • Integraremos la cultura como motor de desarrollo económico sostenible, según se delimita en la sección sobre economía del Programa 2020 del PIP, y dando seguimiento de la Agenda 21 de la Cultura -​​ "Nos comprometemos a promover la cultura como el cuarto pilar del desarrollo y como un componente central de la identidad local, por su papel articulador de la solidaridad mundial y como un vector para la paz y los derechos humanos. Además, nos comprometemos a fomentar políticas y programas culturales locales relevantes sobre memoria, patrimonio, creatividad, diversidad y conocimiento, que son clave para el desarrollo sostenible local”.3

"En este contexto, creemos que la cultura nunca debe ser utilizada como un instrumento para el adoctrinamiento ideológico o el control político, sino que debe ser el espacio por excelencia para la libertad, el pensamiento crítico e incluso el disenso... Estamos convencidos de que la cultura es un componente esencial de la solución a los desafíos actuales de la humanidad... Debemos avanzar, y debemos avanzar juntas y juntos. Para movernos, necesitamos políticas, sí, necesitamos políticas culturales para proporcionar a nuestras sociedades las herramientas para el diálogo, la convivencia y las libertades. Esto requiere la participación activa de las comunidades en los debates públicos y una gobernanza abierta de la cultura, a nivel local, nacional e internacional. Esto también requiere respeto por la diversidad cultural, como fuente de conocimiento, como elemento vital de la​​ ciudadanía y como componente para la resolución pacífica de conflictos. Las políticas culturales también incluyen cómo podemos imaginar el futuro juntos, es decir, promover la creatividad humana como un aspecto de la experiencia humana y una fuente de progreso e innovación. Necesitamos volver a conectar la cultura y la educación para apoyar la adquisición de habilidades y conocimientos culturales."4

    • Forjaremos políticas públicas para que los distintos campos y empresas culturales y creativas puedan generar riquezas, empleos y beneficios a través de la producción de bienes y servicios culturales como herramienta de desarrollo económico.

    • Diseñaremos redes y alianzas entre artistas y gestores que fomente protecciones.

    • Estableceremos alianzas entre las escuelas de arte y de música y las agencias públicas con el fin de que se contraten las instituciones educativas, culturales y artísticas para proveer servicios de arte publicitario, en lugar de contrataciones de agencias publicitarias onerosas al erario.

    • Estableceremos programas de estímulos.

    • Se mantendrá actualizado un​​ Registro de Artistas Plásticos y Escultores Bona Fide de Puerto Rico​​ que deberá ser utilizado como referencia por municipios y agencias del​​ Gobierno a la hora de comisionar arte público o comprar objetos de arte.

    • Proponemos la creación de un “Programa de Desarrollo de los Artistas Visuales de Puerto Rico”, para fortalecer el sector económico de las artes visuales impactando la actividad creativa y productiva del sector económico compuesto por artistas creadores en diferentes medios y formas, como: artistas plásticos; artistas digitales; diseñadores gráficos; diseñadores de moda; artistas del​​ performance​​ y las instalaciones; o cualquier otro tipo de creación y expresión. ​​ 

  • Proyección nacional e internacional de nuestra cultura:

    • Divulgaremos nuestro patrimonio a través de paseos históricos, noches de museos, conciertos de orquestas​​ nacionales, y presentaciones de grupos de teatro, entre otras actividades.

    • Estimularemos la investigación del patrimonio y su sistematización con el fin de contribuir a la apropiación del patrimonio cultural por parte de la población.

    • Promocionaremos y difundiremos nuevas expresiones artísticas en espacios públicos como universidades, faros, plazas públicas y otros foros, así como las ya existentes: Festival Casals, Fiestas de la Calle San Sebastián, Fiestas patronales y regionales, etc.

    • Sensibilizaremos el estudiantado del país sobre la importancia del patrimonio como un bien común mediante cursos de formación en materia de patrimonio cultural.​​ 

    • Se ordenará al Departamento de Educación y al​​ Instituto de Cultura Puertorriqueña​​ realizar un inventario urgente de todas las obras de arte, murales, pinturas y esculturas que son parte de escuelas y edificios públicos para garantizar su permanencia y protección.

  • Estimularemos la capacidad creadora a través de convocatorias para la creación artística y cultural.

  • Fomentaremos entre la población la visita a exposiciones culturales de los museos y galerías.

  • Fomentaremos la publicación de libros incentivando la edición, la coedición, la distribución y los programas de fomento de la lectura.

  • Estableceremos programas de fomento de la lectura que incluirán:

    • capacitación de promotores, y

    • fomentar en espacios comunitarios los clubes de libros.

  • Fortaleceremos nuevamente la cultura del libro en Puerto Rico.

  • Insistiremos en el fomento y promoción del cine puertorriqueño, nacional e internacionalmente, y de Puerto Rico como destino fílmico. A esos fines:

    • crearemos legislación proteccionista,​​ 

    • fomentaremos encuentros alternativos de exhibición cinematográfica en las comunidades, y

    • fomentaremos la creación de un​​ “Programa de Cine Documental de Puerto Rico”, con el propósito de​​ ofrecer a los estudiantes del sistema de educación pública acceso al cine documental puertorriqueño como un recurso versátil que pueda utilizarse como material educativo en diversas​​ áreas del currículo del Sistema de Educación Pública de Puerto Rico.​​ 

  • Desarrollaremos actividades artísticas y culturales en espacios públicos o instituciones dirigidas a grupos sociales prioritarios, con el propósito de fortalecer el diálogo, la participación y el encuentro social. Nos​​ enfocaremos de manera particular en:

    • la población del sistema penitenciario (complementando el programa dedicado a las personas encarceladas a nivel de educación y rehabilitación),​​ 

    • la juventud,​​ 

    • la niñez,​​ y

    • la edad dorada.

  • ​​ En atención especial a la​​ juventud, impulsaremos procesos artísticos y culturales con los objetivos de reconocer sus derechos creativos e intelectuales, así como sus creaciones e intereses culturales. Integraremos a la juventud a la creación exposición de arte formal a través de festivales y actividades y capacitaremos promotores culturales focalizados en la juventud.

  • En atención especial a la​​ población​​ infantil, fomentaremos su acercamiento a las diferentes expresiones artísticas y culturales: creatividad, expresión y participación.

  • Daremos énfasis especial al​​ desarrollo cultural comunitario​​ utilizando diversos métodos de intervención y desarrollo artístico, así como mediante el desarrollo de​​ ludotecas comunitarias,​​ cooperativas culturales​​ y museos comunitarios.

  • Promoveremos el uso terapéutico del arte entre la​​ población con diversidad funcional​​ y otros sectores marginados y/o empobrecidos bajo esfuerzos que integren a profesionales de la salud. ​​ 

  • Fomentaremos e impulsaremos​​ intercambios internacionales​​ y​​ procesos de capacitación y​​ profesionalización​​ para​​ gestores culturales y artistas.

  • Entre otras medidas relacionadas a las mujeres y el género, promoveremos, desde la Secretaría de la Cultura, la promulgación de un protocolo de prevención contra las violencias de índole institucional, como lo son la violencia patriarcal y la violencia en el contexto laboral, entre otras manifestaciones. Y,

  • Fomentaremos la preparación académica en periodismo cultural.

1

​​ Secretaría de Cultura de Ciudad de México, en conmemoración del​​ Día Internacional de la Mujer 2019. Fuente: https://www.cultura.cdmx.gob.mx/eventos/evento/dia-internacional-de-la-mujer-2019.

2

​​ Véase, por ejemplo, la​​ Ley de los derechos culturales de los habitantes y visitantes de la Ciudad de México. Fuente:​​ https://www.cultura.cdmx.gob.mx/storage/app/uploads/public/5be/1ea/e99/5be1eae9987ba397440313.pdf.

3

​​ Declaración del Grupo de Trabajo Global de Gobiernos Locales y Regionales (conocido como Global Taskforce), aprobada con motivo de la reciente Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Nueva York los días 24-25 de septiembre de 2019. Fuente:​​ https://www.uclg.org/sites/default/files/manifiesto_futuro_cultura.pdf.

4

​​ Manifiesto:​​ El futuro de la cultura, en el Congreso de CGLU (Ciudades y Gobiernos Locales Unidos). Cumbre mundial de líderes locales y regionales, Durban 2019. Fuente:​​ https://www.uclg.org/sites/default/files/manifiesto_futuro_cultura.pdf.