San Juan, Puerto Rico. 13 de octubre de 2021. – Ante la determinación de la jueza federal, Taylor Swain, de anular la ley de Retiro Digno, el secretario general del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, emitió las siguientes declaraciones:

“Nos desmantelan el país, abusan de los más vulnerables y nos recolonizan para tratarnos como peones de finca. Al fracaso de LUMA, el abusivo Plan de Ajuste de la Deuda, el desmantelamiento de la U.P.R., se le suma ahora el empobrecimiento de nuestros pensionados al Tribunal Federal darle paso a la disminución en las pensiones. Esta es la tormenta perfecta para el empobrecimiento extremo y el rezago de nuestro pueblo.

En el caso específico de la Ley de Retiro Digno se aprobó como un instrumento de defensa a lo pensionados ante los abusos de la Junta. Un tribunal federal, cuya presencia en Puerto Rico es a causa del mismo régimen colonial que permite la Junta, ha dejado sin efecto esa Ley.

Hay dos causas para esta indignante situación. La primera, aquellos que desde el PNP y el PPD le estuvieron riendo la gracia a la Junta de Control Fiscal. Los que por acomodos con sectores económicos poderosos, se han sentado a partir pan en la misma mesa con la Junta. La otra causa – que es más grave aún – es el régimen colonial que permite que se nos imponga un ente antidemocrático y penalizante que nos empobrece, nos deja sin servicios esenciales, desmantela la educación y nos condena a un atraso severo como país.

Esto se anticipó. Desde el hemiciclo, las calles y los eventos electorales, el PIP elevó la consigna: ‘A la Junta ni un vaso de agua!’. Hay quienes desde el PPD y el PNP le llevaron agua por baldes. El PIP se reitera en continuar defendiendo al pueblo de Puerto Rico y confrontando el abuso del colonialismo y su consecuencia, que es la Junta de Control Fiscal. Es momento de unirnos como país y darnos a respetar.”