EDUCACIÓN FÍSICA

 

  • INTRODUCCIÓN

Como parte de las estrategias de desamparo de la educación pública, aquellas disciplinas que no encajen dentro del estrecho concepto de cursos centrales (core) han sido relegadas a un plano de mínima importancia. ​​ Tal es el caso de la Educación Física: se ha contribuido a su empobrecimiento al negarle pertinencia curricular, desvalorizar a sus maestras, abandonar los espacios que les corresponden en las escuelas y al reducirle los recursos presupuestarios.​​ Esta estrategia del Departamento de Educación va a contrapelo de los hallazgos científicos sobre desarrollo y bienestar, que cada vez abonan más al vínculo entre actividad física y salud a largo plazo, y​​ que,​​ de hecho, están recogidos en el Marco Curricular vigente y lamentablemente ignorado. Es amplia la evidencia que indica que las personas que han sido físicamente activas en su niñez, tienen mayor probabilidad de continuarlo siendo en la adultez, y de obtener por lo tanto los beneficios de salud física y mental asociados al movimiento. ​​ 

El Partido Independentista se compromete a fortalecer el Programa de Educación Física de nuestras escuelas, entendiendo dicha disciplina como la realización de actividades que involucran el sistema muscular y neurológico, con el fin de optimizar las capacidades de movimiento con propósito definido. ​​ Proponemos la integración de la Educación Física a otros procesos de aprendizaje, y la aceptación del movimiento, aún en espacios académicos, como una actividad que no debe penalizarse. Insistimos además en que la Educación Física no puede centrarse en aquellos​​ estudiantes con aptitudes físicas o deportivas especiales, sino partir del concepto de​​ enseñanza diferenciada, considerando las habilidades diversas de los estudiantes, y dándole concreción al principio de que la actividad física y el movimiento son indispensables para el desarrollo integral del ser humano. Al igual que es la aspiración en los cursos académicos que lo aprendido en la escuela sea la base de la búsqueda de conocimiento para toda la vida, la Educación Física que se imparta en nuestras escuelas debe perseguir que las destrezas relacionadas al movimiento y la actividad física acompañen a las y los estudiantes por toda su vida.​​ 

  • NECESIDADES ESTRUCTURALES DEL PROGRAMA DE​​ EDUCACIÓN FÍSICA ESCOLAR

Para lograr los objetivos enunciados, implementaremos​​ las siguientes​​ propuestas:

  • Promover, en un proceso participativo con las comunidades escolares, ​​ la discusión y revisión del Marco Curricular vigente, con el fin de rescatar aquellos elementos pertinentes al Proyecto Educativo Puertorriqueño e identificar los recursos que se necesitan para viabilizar la aspiración de un Programa de Educación Física integrado al currículo general, atento a la diversidad de aptitudes de las y los estudiantes y dirigido a promover el movimiento y la actividad física como​​ ​​ elementos​​ fundamentales​​ de la vida.

  • En colaboración con las Facultades de Educación de la Universidad de Puerto Rico y las universidades privadas, impulsar cambios en la formación de nuevas maestras y maestros de los niveles​​ K-3 con el fin de lograr la integración curricular de la Educación Física, reconociendo la importancia de las docentes​​ en los grados primarios​​ en la identificación de trastornos sensoriales y de​​ problemas de motricidad,​​ y​​ de su papel en el desarrollo de la​​ valoración del movimiento y la actividad física.

  • Gestionar, para las maestras y maestros en el sistema, programas de educación continua, talleres, seminarios y mentorías que les permitan​​ desarrollar competencia en movimiento y actividad física.

  • Garantizar, en los grados K-3, la inclusión de movimiento y actividad física en las distintas materias y como mecanismo para la enseñanza de destrezas de lenguaje y matemáticas.​​ En las etapas tempranas del desarrollo, las escuelas deben ser espacios de exploración del movimiento.​​ Descartar la visión del movimiento en el salón de clases como una acción penalizable, reconociendo, sobre todo entre las niñas y niñas con diversidad funcional, la necesidad de ambular en el salón y de intercalar actividad física con las tareas académicas.

  • Iniciar, a partir del cuarto grado, la inclusión de actividades predeportivas como parte de la clase de Educación Física.

  • Continuar y mejorar la creación de perfiles antropométricos, y realizar evaluaciones de aptitud física tanto para cumplir con el mandato de la Ley 235 como para crear un perfil fisiológico de las y los estudiantes puertorriqueños.

  • Promover la interseccionalidad con otras materias, por ejemplo, Salud (con enseñanza sobre la nutrición adecuada) e historia (con el conocimiento de las grandes figuras deportivas de Puerto Rico).

  • A partir del nivel intermedio, promover la participación en actividades físicas estructuradas como yoga, tai-chi y capoeira no sujetas al elemento competitivo.

  • Designar al menos un maestro o maestra certificada​​ para cada nivel educativo.

  • Designar​​ al menos​​ un maestro o maestra​​ certificada​​ por cada 150 estudiantes.

  • Garantizar​​ la enseñanza​​ de Educación Física 5 días a la semana.

  • Dotar el programa de salones, materiales, equipos e instalaciones adecuadas.

  • Separar las funciones de maestra de educación física y de entrenadora deportiva, de manera que se retribuya justamente a quien deba realizar ambas.

  • Proveer recursos y guía para la celebración de actividades recreativas y deportivas intramurales e interescolares.

  • Promover la inclusión en las clases de Educación Física, de los niños y niñas con diversidad funcional.

  • Garantizar la disponibilidad de maestras de Educación Física Adaptada para aquellas niñas y niñas que así lo requieran, incluyendo a los que participan de la modalidad​​ Home Bound.​​ 

  • Eliminar las barreras arquitectónicas que pudieran limitar la participación de niños y niñas con diversidad funcional en la clase de Educación Física o en actividades recreativas o deportivas.

  • Identificar aquellas estudiantes con aptitudes deportivas sobresalientes de manera que puedan encauzarlas en otros espacios de entrenamiento y competencia.

  • Contribuir a la eliminación de estereotipos del género aún prevalecientes en la visión de la actividad física y deportiva.

  • POLÍTICA PÚBLICA

Con esa robustecida estructura educativa como fundamento, el PIP​​ promulgará legislación para viabilizar las​​ siguientes metas y objetivos​​ que​​ maximizarán​​ la calidad de la Educación Física

  • Reconocer expresamente​​ la enseñanza de​​ la​​ educación física​​ como un derecho subsumido en el derecho​​ constitucional​​ a la Educación y el derecho humano a la Salud - Esta medida procura responsabilizar al Estado por el cumplimiento cabal de los requerimientos del Programa de Educación Física en todos los niveles escolares, incluyendo la asignación​​ de un presupuesto justo y razonable para el reclutamiento de maestras y maestros especializados en la materia, la compra de material y equipo, instalaciones y gastos para las actividades​​ intramurales e interescolares.​​ 

  • Revisar la actual Ley Orgánica​​ Núm.​​ 85, Artículo 9.06, del 29 de marzo de 2018 (Ley de Reforma Educativa de Puerto Rico)​​  Esta​​ ley​​ derogó la anterior Ley 146 del 10 de agosto de 2000, la cual exigía la enseñanza de la​​ Educación Física en todos los niveles educativos. Aunque la nueva Ley 85 incluye la enseñanza de la educación​​ física,​​ deja en manos de los directores escolares la prerrogativa de sustituir la asignatura por música, arte u otras asignaturas particularmente en los grados del K-4. Favorecemos, por tanto, reivindicar​​ y ampliar​​ ​​ lo dispuesto en la anterior Ley 146​​ para proveer enseñanza de Educación Física cinco días a la semana en ciertos grados y tres horas semanales en los demás.​​ 

  • Requerir el fiel cumplimiento de la enseñanza de los 22 conceptos de educación física, según contemplados en la normativa vigente​​ –​​ Los​​ 22 conceptos,​​ son​​ los​​ que permiten​​ el​​ desarrollo de los estándares y expectativas por grado. (Carta circular de organización escolar - documento de estándares y expectativas por grado del DEPR actualizada en el 2015).

  • Estimular el mejoramiento profesional de las maestras​​ y maestros​​ de educación física escolar​​  Ello requiere la programación permanente​​ de talleres, seminarios y educación​​ continua,​​ así como becas para un mínimo de cinco maestrías y​​ cinco​​ doctorados anualmente, otorgadas​​ mediante el principio de mérito y pareo de fondos recurrentes.​​ 

  • Evaluar y optimizar el funcionamiento de la Escuela Técnico-Deportiva del Albergue Olímpico de Salinas.